Pedro Barros

Cuando se dejan ser libres, algunas personas tienen el potencial de cambiar el mundo. Pedro es ese tipo para esta generación.

Mira lo que Einstein logró escondido detrás de un escritorio en una oficina de patentes. En nuestro propio mundo, el patinaje de calle no sería lo que es hoy sin Rodney Mullen encerrándose en su establo durante años y años. Y no podemos dejar de preguntarnos qué clase de locura de skate desarrollará Pedro Barros de 17 años, escondido en su complejo de skate privado en la remota isla de Florianópolis, Brasil. Con un bowl de cemento masivo, una rampa vert adecuada y mini en su propiedad, a una edad muy joven Pedro ha dominado el patinaje de transición. Sus líneas son únicas; 540s padless con espalda en medio de carreras impecables en bowls de cemento eran incomprensibles hasta que llegó Pedro. Siempre van a existir chicos que lleven el skating una poco más lejos, pero muy pocos podrán llevarnos mas allá de nuestra imaginación; Pedro es ese tipo para esta generación.

Entrevista

¿CUÁL ES EL MEJOR VIAJE EN EL CUAL HAYAS ESTADO?

He tenido varios Buenos viajes, pero el último que hice fue a Nicaragua y me gustó. Me divertí mucho con mi papa y amigos. Había buen surf y una mini rampa en la playa. Fue un buen escape de mi vida cotidiana.

¿VANS RIDER FAVORITO?

Omar. ¡Omar es mi ídolo!

¿QUÉ TRUCO NO PUEDES HACER Y DESEARÍAS PODER HACERLO?

¡¡¡ Hay tantos !!!

¿CUÁLES SON ALGUNOS DE TUS INTERESES/HOBBIES FUERA DEL SKATING?  

Surfeo y me gustaría aprender a tocar la guitarra.

¿EL ÚLTIMO BUEN LIBRO QUE LEÍSTE?

No leo libros.