Julien Stranger: El antihéroe que salva al planeta skate

De algún modo, las ruedas del skate han trazado su propia cartografía cuyas regiones suelen ser delimitadas por los kilómetros acumulados casi como sobrevivencia al interior del ciertos territorios y como si una conquista a los Game of Thrones se tratara, los reinos de Venice Beach y San Francisco le corresponde al Julien Stranger, el skater que ha hecho de estos dos lugares un rasgo de personalidad.

Dice que su madre prácticamente se la vivía en la playa desde las primeras horas de la mañana y hasta el último rayo del sol; cuando nació, en 1970, lo único que había a su alrededor era arena, olas y patinetas, muchas patinetas que surcaban el pavimento californiano con la misma espumosa robustez con que se montaban las olas. La inercia consecuente de ase ritmo de vida post-hippie de sol y ocio bronceado provocó lo inevitable: que Stranger tuviera en su primera Roller-Derby Pro a los cuatro años, quién se la regaló un amigo de la pandilla de su madre: “luego vinieron las mudanzas constantes, de Venice a San Francisco y de regreso y otras vez a San Francisco y poco a poco me di cuenta que lo único que podía llevar conmigo era mi tabla” declaró Stranger a la revista Thrasher.

Entre los amigos de su madre había personas que ya se consideraban leyendas vivientes de la patineta californiana como Alan Gelfand, el patineto quien entre sus aportaciones inventaría el truco flotante conocido como el ollie, ahí nomás. Si bien el desempeño en las clases de la high school fue pésimo por decir lo menos, no todo fue tiempo perdido, según recuerda Cole Luison en su libro The Impossible and the fantastic history of the skateboarding, fueron los compañeros de la escuela con quién empezó a forjar un peculiar estilo, mientras algunas pandillas descubrían la gravedad de las curvas de las piscinas abandonadas de la era Donald Reagan, Stranger se re apropiaba de las banquetas y su infraestructura urbana, como las escaleras de los puentes peatonales que sobrevuelan los enormes freeways que conectan a los condados de California así como sus barandales y pasamanos e incluso paredes, fundando lo que para conocedores sería el skate moderno y que permearía otras tribus como el de la bicicletas.

Classics - Julien Stranger In Skypager

vans

Para los noventa Julien ya era considerada leyenda viviente del circuito del skate callejero que reventaban en los circuitos de toquines de punk que se celebraban en los patios traseros de los suburbios californianos donde conoció al Crew de la muy prestigiada en ese entonces Thrasher Magazine, quienes ya sabían de sus andanzas por el pavimento californiano en una fama que corrió como pólvora. Stranger era un glorioso secreto a voces por su habilidad y fuerza sincronizada con el paisaje urbano de la Costa Oeste.

Fueron los de Thrasher quienes propusieron a Stranger arrancar el proyecto de lanzar su propia líneas de tablas. Y así, mediante la subsidiaria Deluxe Distribution que también congregaba sellos discográficos especializados en punk, surge Anti Hero, de las firmas consideradas por muchos skaters como la más auténtica, será por las imágenes que se imprimían en sus tablas, provenientes de colegas que rayoneabanlas escuelas y muros de Venice pero sobretodo San Francisco, con un estilo de honestidad brusca como son los tags callejeros, en lugar de los trazos cuidados y limpios, perfectamente estilizados. Viñetas que lograban transmitir no sólo la filosofía del skate californiano resumido en las costas de Venice y San Francisco, sino los lazos de amistad , solidaridad y complicidad que surgían al patinar en grupo. Un sentido de pertenencia surgido en las calles que sugería cosas como la sobrevivencia del autoestima.

Desde entonces, Anti Hero (con un logo cínica y gloriosamente influenciado por la tipografía de Black Flag) se ha convertido en un referente obligatorio del mundo skate. No sólo por la ideología plasmada en los gráficos de las distintas colecciones, sino por la forma de promocionar la marca, de las primeras en hacer videos que capturaban la velocidad y la adrenalina desde la subjetividad de la tabla.

http://s7d2.scene7.com/is/image/Vans/Captura%20de%20Pantalla%202019%2D04%2D15%20a%20la%28s%29%2011.09.46?$544x544$

vans